fbpx
demencia consejos familias

Qué hacer cuando tu familiar con demencia no te reconoce

¿Te preocupa que tu familiar con demencia haya olvidado quién eres?

Tal vez no recuerda tu nombre, te has convertido en una cara familiar para él o ya ni siquiera parece reconocerte.

Puede ser difícil observar el deterioro cognitivo en la demencia. Y cuando ese deterioro parece afectar directamente a tu relación con tu familiar de esta manera, puede hacerte sentir aún peor.

No es raro que en las etapas medias y posteriores de la enfermedad de Alzheimer las personas pierdan la capacidad de recordar y reconocer a los demás. A veces, esta pérdida se limita a la incapacidad de recordar el nombre de la persona o la relación exacta. Una mujer casada puede llamar accidentalmente a su hijo por el nombre de su marido, o pensar que un cuidador habitual es su hija. Un padre puede señalar la imagen de su hija con cariño, pero no poder decirte cómo se llama.

Otras veces, estos cambios están acompañados de ansiedad, agitación, paranoia, delirios y agresividad. Algunas personas han experimentado que sus seres queridos les gritan (como si fueran “desconocidos”) que se vayan de su casa, o les gritan y golpean cuando intentan abrazarlos porque ya no los reconocen.

¿Por qué ocurre esto?

Hay varias explicaciones que pueden ayudarte a comprender por qué tu ser querido ya no te reconoce. Aquí hay algunas:

Pérdida de memoria: debido a que el Alzheimer daña el cerebro, la memoria disminuye. Dependiendo de dónde esté el daño en el cerebro, el reconocimiento facial y la capacidad de recordar nombres, eventos e información fundamental pueden verse afectados. Los cambios en el cerebro son la razón más común por la cual tu ser querido puede encontrar complicado reconocerte.

Delirios o paranoia: a veces, se produce un cambio psicológico en la demencia y se desarrollan delirios. Estos pensamientos y sentimientos irracionales pueden hacer que la persona te tema y crea cosas falsas sobre ti, incluso si te reconocen.

Delirium: si este cambio en la capacidad de reconocerte es repentino, asegúrate de contactar con su médico, ya que es posible que esté experimentando una infección o una interacción de medicamentos que está causando el delirio.

Pérdida de la visión: ocasionalmente, una persona con demencia experimenta una disminución significativa de la visión y pasa desapercibida. Tal vez no hayas llevado a tu ser querido a un oftalmólogo desde hace años porque es un proceso difícil. Es posible que no pueda verte lo suficientemente bien como para reconocerte.


Consejos de afrontamiento

Reconoce la pérdida: al igual que con otros procesos de duelo, está bien, y a menudo es necesario, dejarse afligir por este deterioro en tu ser querido. No tienes que ser estoico, incluso si has leído qué esperar y sabes que se avecina el cambio.

Recuérdale: si sientes que no recuerda tu nombre o quién eres, simplemente recuérdale una vez diciendo: “Buenos días Juan, soy Carmen, tu mujer”.

No le culpes: recuerda que esto se debe al proceso de la enfermedad y no a la elección de tu ser querido. Es la enfermedad de Alzheimer, la demencia vascular, la demencia con cuerpos de Lewy u otros tipos de demencia lo que causa la pérdida de capacidad en tu ser querido. Cuando recuerde el nombre de tu hermana y no el tuyo, trata de no tomarlo personalmente, incluso si eso hiere tus sentimientos. Atribúyelo a la enfermedad.

Responde con suavidad: cuando tu ser querido no te recuerda, tu objetivo es disminuir su ansiedad o sus preocupaciones, no aumentarlas señalando que has estado casado con él durante 50 años y preguntándole por qué ya no te quiere, ni se acuerda de ti.  En cambio, puedes intentar cambiar el tema o cantar una canción favorita con él.

Valida sus emociones: si tu mujer se refiere continuamente a ti como su padre, pídele que te cuente sobre su padre, qué echa de menos de él, qué aspecto tenía, a qué se dedicaba y qué le gustaba de él. Dale la oportunidad de compartir sus recuerdos, en lugar de tratar de forzar el problema y hacer que te identifique como su marido, por muy doloroso que sea.

Usa fotos y vídeos: muestra a tu ser querido fotos antiguas de familiares y amigos para recordar juntos. Es probable que recuerde más de hace mucho tiempo y este ejercicio a veces puede llevarle a recordar momentos más recientes también.

Busca ayuda profesional: si la incapacidad de tu ser querido para reconocer o recordar a otros le hace sentir ansiedad y con frecuencia se angustia, si sus delirios le afectan a la hora de comer o dormir, o si siente tanto miedo cuando falla al reconocerte que esta situación puede volverse peligrosa para tu ser querido u otras personas a su alrededor, llama a tu médico. Puede haber medicamentos apropiados u otros tratamientos que puedan abordar la causa de estos comportamientos y disminuir su angustia. Si bien un médico no podrá revertir su demencia, el tratamiento médico puede mejorar la calidad de vida de ambos.

Del mismo modo, un psicólogo podrá apoyarte en este proceso con pautas para gestionar estas situaciones y te ofrecerá un espacio para que puedas expresar y trabajar tus sentimientos para seguir cuidando de la mejor forma posible a tu familiar. Si estás buscando ayuda o asesoramiento con un psicólogo sin desplazarte, de forma más inmediata y económica, la psicología online puede ser una solución para ti.

Deja tus comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: ¡El contenido está protegido!